3 ideas falsas que tienen los hombres sobre las dietas

image

“Quiero bajar de peso y mejorar mi salud, pero no sé cómo hacerlo sin tener que seguir dietas para mujeres”, es el pensamiento de muchos hombres. Este artículo es para él y para todos los hombres que quieren mejorar sus hábitos alimenticios pero no saben cómo. Espero les ayude a resolver algunas dudas y les brinde ideas.

Cada vez más hombres están interesados en bajar esos kilitos de más, tanto para cuidar su salud como para mejorar su apariencia física. Pero aún son pocos los que han logrado dar el paso de la idea a la acción pues están mal informados y tienen muchas dudas. Las dudas no ayudan, por eso queremos ayudarte a resolverlas para que empieces a comer mejor muy pronto.

Las dietas son sólo para las mujeres

No te culpo por pensar eso. Las mujeres nos hemos convertido en una especie de expertas en dietas, y toda la publicidad sobre este tema está enfocada hacia nosotras, desde la televisión hasta las revistas que venden en el supermercado. Por eso muchos hombres no quieren ni siquiera mencionar esa palabra, pues temen verse “afeminados” al decirla, y mucho más al implementarla en su vida diaria.

La palabra “dieta” se refiere a nuestros hábitos alimenticios. Se ha asociado con “dietas adelgazantes”, porque son las más difundidas. Pero en general la dieta es un plan alimenticio que se sigue para ayudarte a cumplir tu objetivo, ya sea bajar de peso, controlar tu colesterol o rendir mejor en los deportes, por ejemplo.

Si lográramos recobrar el significado de “dieta” como “tener hábitos alimenticios saludables”, tal vez así más hombres se atreverían a decirlo abiertamente. Pero, en último caso, si no te gusta decir que estás “siguiendo una dieta”, puedes simplemente decir que estás “procurando comer saludablemente”.

No existen dietas para hombres

Muchos hombres sienten que las dietas son para las mujeres que quieren lucir más delgadas. Y aunque los hombres sí quieren bajar de peso, no quieren solamente verse más delgados sino mejorar su salud o verse mejor, más atléticos y fuertes.

Además, muchas dietas “de moda” o “con truco” sin bases científicas, proponen planes alimenticios con menús tan restringidos que son imposibles en la vida de un hombre. ¿Cuándo has visto a un hombre comiendo sólo piña al desayuno o siguiendo la dieta de Beyonce?

Pero eso no quiere decir que no haya dietas adecuadas para hombres. En primer lugar, las dietas avaladas por nutricionistas y dietistas certificados, siempre…

  • incluyen menús completos bastante alejados de la idea de “morirse de hambre”
  • hacen recomendaciones diferenciadas para los hombres y para las mujeres, y
  • recomiendan cantidades de comida de acuerdo a la estatura y el peso de la persona. Si eres un hombre alto y fornido, no es posible que hagas una dieta de sólo 1000 calorías al día. No es saludable.

En segundo lugar, no todas las dietas sirven sólo para perder peso. Existen dietas para ayudarte a fortalecer tus músculos o para aumentar tu energía cuando eres un deportista dedicado. Así como existen muchas dietas para bajar los niveles de colesterol o mejorar la salud cardiaca, problemas muy frecuentes en los hombres.

Busca una dieta especializada para lo que necesitas, pero de fuentes calificadas.

Todas las dietas son demasiado rigurosas

No es tan así, aunque la disciplina sí es necesaria para que tengan éxito. Pero si definitivamente no te gusta la idea de “hacer dieta” estricta, sigue habiendo muchas formas de comer más saludablemente y lograr tus objetivos:

  • Nunca te saltes comidas. Muchos hombres creen que para adelgazar lo mejor es saltarse comidas y generalmente el desayuno es el primer sacrificado. ¡Grave error! Así sólo lograrás llegar al almuerzo con tanta hambre que comerás más de lo necesario. El comer las tres comidas diarias, e incluir algunos snacks a la media mañana y por la tarde, es la manera más saludable de comer.
  • Reduce las porciones. Con reducir las porciones a la mitad de lo que normalmente comes, ya estarás haciendo bastante por tu salud y tu peso.
  • Reduce ciertos alimentos. El exceso de grasas, azúcar y carbohidratos refinados (harinas blancas) es lo que más afecta una dieta. Por ejemplo: las papas fritas, los chocolates, el pan blanco. Trata de no comer tantos, y reemplázalos por otras comidas más saludables, como más verduras, frutas y granos integrales.
  • Aprende a elegir comidas saludables. El problema no está siempre en el alimento, sino también en como se prepara. El pollo es un alimento ideal, pero no es lo mismo una pechuga de pollo a la carta con salsa que una pechuga a la plancha.

Es hora de que el tema de las dietas sea exclusivo de las mujeres. Además, qué importa lo que digan los demás. Cuando te vean saludable y atlético, muchos querrán seguir tus pasos.

1 Comentario

  1. Hola

    Estuve leyendo tu artículo y hay muchas
    información que no conocía que me has enseñado, esta
    genial.. te quería agradecer el espacio que dedicaste,
    con unas infinitas gracias, por instruir a personas como yo
    jejeje.

    Besos

    Post a Reply

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Síguenos y recibe los mejores consejos!

Powered by WordPress Popup